lunes, 6 de febrero de 2017

PASTEL DE QUESO Y MEMBRILLO SIN HORNO


Hoy os traigo un postre riquísimo, muy fácil de hacer y no necesita horno.

Gracias a Valliser, empresa agroalimentaria dedicada a la elaboración de conservas de frutas, y con sede en la vinícola comarca mediterránea del Penedés.
Su especialidad es el membrillo artesano.
El membrillo es ideal para personas con un alto desgaste físico. Gracias a su contenido en vitamina C embellece nuestra piel, es astringente y muy eficaz en alteraciones gastrointestinales.
El membrillo puedes degustarlo en muchas variedades de platos: ensaladas, guisos, salsas y multitud de postres, resulta delicioso si lo acompañas con galletas, productos lácteos, crêpes, frutos secos...

Una de sus variedades son:


Membrillo con Naranja: Elaborado con naranjas naturales, único en el mercado. El resultado es una combinación fresca, original y sorprendente. Muy útil para su utilización en diversas recetas de aperitivos y postres.

Membrillo Artesano: Dulce de membrillo artesanal elaborado sin conservantes ni colorantes como se preparaba antiguamente. Se puede tomar tanto en postres como en aperitivos, guisos o salsas para acompañar diversos platos. 
Seleccionamos la mejor fruta para obtener un membrillo de la máxima calidad, con sabor afrutado y una suave textura.

Estos y otras variedades las podrás encontrar en Supermercado Gourmet de El Corte Inglés.

Home



Ingredientes:

200 g  Dulce de membrillo Valliser
400 ml  Leche 
Porciones de quesitos 
100 g  Azúcar
 Sobre de cuajada
Nueces  y caramelo liquido al gusto




Elaboración:

Calentamos en un cazo el dulce de membrillo sin parar de remover, hasta que se forme una crema.
















Vertemos en el molde de cake de silicona.


Reservamos un poco de leche en un vaso  para deshacer la cuajada. Reservamos.

En una jarra ponemos la leche restante, los quesito y el azúcar. Con ayuda de la batidora trituramos todo.


Vertemos en un cazo y sin parar de remover hasta que rompa a hervir. Cuando comience a hervir añadimos el vaso de leche que teníamos reservado con la cuajada, removemos hasta que vuelva a hervir.


Pondremos en el molde, dejamos enfriar a temperatura ambiente y  luego pasaremos a la nevera unas 4 horas, yo lo dejé toda la noche.



Desmoldamos y decoramos con las nueces y un poco de caramelo líquido y unas cerezas en almíbar. 



Puedes seguir todas las novedades de Valliser en:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas Gracias por visitar mi blog y por los comentarios que dejáis.

Leo todos vuestros comentarios.

Un Saludo.